Rías Baixas, una de las cinco Denominaciones de Origen existentes en Galicia.

14 de Enero do 2024
Rías Baixas

 Existen muchas leyendas de cómo la uva albariña llegó al territorio gallego, aunque de ninguna tenemos documentación que lo verifique. Lo que sí sabemos con seguridad es que esta variedad se lleva cultivando durante más de mil años en las Rías Baixas y, por sus características, está perfectamente adaptada a las condiciones climáticas y de insolación de este territorio. 

En el siglo XII los monjes cistercienses vinieron a Galicia, no sólo por el camino de Santiago sino que también lo hicieron acompañando a la dinastía Borgoña para la boda de Raimundo con la reina Urraca. La congregación de estos monjes fue responsable de enseñar a los gallegos a cuidar las variedades de uva que se encontraban en este territorio y a extraer de ellas su máximo zumo. 

Con la desamortización de Mendizábal, los bienes y terrenos de la Iglesia pasaron a manos públicas mediante subastas y, a partir de esta fecha, los viñedos comenzaron a cultivarse en los pazos y en las casas grandes gallegas. Los nobles en esta época eran los únicos que podían producir los vinos más exquisitos, ya que no tenían que destinar sus tierras al cultivo de productos de autoconsumo. 

Avanzando un poco más en el tiempo llegamos a la década de 1980, con la puesta en marcha de la Denominación de Origen Rías Baixas y también de su Consejo Regulador, quienes fueron los encargados de darle prestigio y fama a esta variedad de uva. En un principio, en 1984 se aprobó el reglamento de la D.O. específica Albariño creando una confusión entre la variedad y el territorio. Más adelante recapacitaron, y en el año 1988, la Consejería de Agricultura reconoció provisionalmente la D.O. Rías Baixas y, mediante la orden de 4 de julio del mismo año, se aprobó el reglamento oficial de esta D.O. 

Hoy en día, la Denominación de Origen Rías Baixas es una de las más importantes dentro y fuera de Galicia y, por lo tanto, una de las que más está creciendo. Su  territorio abarca parte de la provincia de Pontevedra, una pequeña parte de A Coruña y se divide en cinco subzonas: Val do Salnés, O Rosal, Ribeira do Ulla, Condado do Tea y Soutomaior, abarcando en su totalidad 4,321 hectáreas compuestas por 22,832 parcelas. Además, en esta D.O. están inscritos 5,011 viticultores y 179 bodegas.